Certificado de Discapacidad: cómo solicitarlo y qué beneficios tiene

Disponer de un certificado de discapacidad te da acceso a ayudas económicas

Beneficios de tener el Certificado de Discapacidad

Cuando pensamos en una persona con diversidad funcional, lo hacemos en alguien que va en silla de ruedas o que sufre sordera o ceguera. Sin embargo, bajo esta acepción se esconden otros tipos de alteraciones físicas, intelectuales, sensoriales, orgánicas y psicológicas. Se trata de patologías, lesiones o dolencias que dificultan la vida de aquellos individuos que las presentan y que, en muchas ocasiones, conllevan una serie de gastos que no todo el mundo puede abordar. De ahí que, hace años, el Gobierno crease el certificado de discapacidad. Un documento que, como su propio nombre indica, acredita que la persona que lo posee padece algún tipo de diversidad funcional y que le otorga una serie de beneficios

¿Quién puede solicitar este documento?

Pueden solicitar el Certificado de Discapacidad aquellas personas que dispongan de alguna de estas alteraciones en un grado igual o superior al 33%:

Certificado de Discapacidad y discapacidad intelectualDiscapacidad física: engloba aquellas enfermedades, dolencias o lesiones que hacen referencia al aparato musculo-esquelético y/o locomotor y que limitan el movimiento.

Discapacidad psicológica: en este apartado encontramos aquellas alteraciones que afectan a las facultades mentales y neurológicas de las personas que las padecen y/o a las conductas adaptativas.

Discapacidad intelectual: dentro de este tipo de acepción encontramos aquellas alteraciones que afectan la función intelectual –significativamente por debajo de la media- o/y a la conducta adaptativa.

Discapacidad sensorial: hace referencia a aquellas alteraciones relacionadas con las funciones sensoriales (oído, la vista, el gusto, el tacto o el olfato) y del sistema nervioso.

Discapacidad orgánica: entendemos como discapacidad orgánica aquellas patologías o dolencias que afectan a las funciones orgánicas como, por ejemplo, respiratoria, del aparato digestivo, excretor, endocrino, nervioso o reproductor.

Pueden disponer de un Certificado de Discapacidad las personas con una discapacidad igual o superior al 33%

¿Dónde solicitar el Certificado de Discapacidad?

Las personas que quieran disponer del Certificado de Discapacidad deberán entrar en la página web del IMSERSO o acercarse al Centro Base de Valoración y Orientación para la Discapacidad más cercano a su localidad. Allí encontrarán toda la documentación que necesitan presentar para optar a esta tarjeta y beneficiarse de sus ayudas.

Una vez presentada y comprobada la documentación, se pasa una siguiente fase: la de valoración. Un equipo formado por un médico, un psicólogo y un trabajador social se encargará de valorar cada caso y, en base a los datos recopilados, elaborará un informe y dictaminará el tipo de diversidad funcional y el alcance de la misma.

Si es igual o superior al 33%, se le otorgará la tarjeta que lo acredita. Si no, podrá volver a solicitarla al cabo de 2 años.

¿Qué beneficios reporta a quien lo posee?

Como hemos dicho anteriormente, la diversidad funcional no solo afecta al día a día de las personas que la presentan y de sus familiares. También a sus bolsillos. Adaptar la vivienda a una silla de ruedas, viajar en un vehículo adaptado, comprar un ordenador con teclado Braille e, inclusive, contar con asistentes son acciones que deben emprender muchas de los ciudadanos con movilidad reducida, sordera o síndrome de Down o cualquier otra alteración.

Disponer del Certificado de Discapacidad garantiza a aquellos que lo poseen el acceso a una serie de ayudas que buscan paliar estos gastos y facilitar la vida de las personas con diversidad funcional.

Y, aunque la tipología y cuantía de las subvenciones y deducciones pueden variar en función de la localidad donde vivan, hay algunas comunes a todos los ciudadanos del estado español. Os mostramos las principales.

Los ciudadanos con Certificado de Discapacidad se benefician de deducciones fiscales

¿Por qué es necesario hacer rehabilitación?

1. Ayudas tributarias

Los ciudadanos con diversidad funcional o con personas a su cargo a alguna con alguna alteración de este tipo tienen derecho a una serie de deducciones fiscales.  Estas variarán en función del grado de discapacidad y también, de otros factores como los ingresos o el número de hijos que dependan de ellos

2. Ayudas a la vivienda

Certificado de Discapacidad y movilidad reducidaLas personas con patologías, alteraciones o lesiones que limitan su movimiento suelen necesitar adaptar su vivienda a esta realidad. Con el Certificado de Discapacidad y acreditando las obras efectuadas en casa, pueden recibir subvenciones para la realización de estas acciones.

Además, los individuos que dispongan de esta acreditación administrativa pueden optar a ayudas para el alquiler o adquisición de una vivienda.

3. Ayudas al transporte

Aunque claves, las ayudas fiscales y para la vivienda no son las únicas a las que puede acceder la persona con Certificado de Discapacidad. También, a las del transporte. Por ejemplo, empresas como Renfe, Transport Metropolità de Barcelona o EMT, entre otras muchas, ofrecen descuentos a aquellos ciudadanos que disponen de esta acreditación y, en algunos casos, a sus acompañantes.

Además, las personas con dificultad de movimiento pueden optar a un carnet de estacionamiento que les permite aparcar en zonas específicas para los individuos con diversidad funcional.

De igual forma, pueden acceder al Bono Taxi: una aportación económica que tiene como objetivo facilitar el desplazamiento de las personas con limitaciones de movimiento graves.

4. Ayudas a la educación

Disponer del Certificado de Discapacidad da derecho, también, a optar a una serie de becas y ayudas para la compra de libros y material escolar, para el pago de la matrícula anual, para el transporte y el comedor escolar e, inclusive, para la residencia universitaria.

Este tipo de ayudas también contempla la asistencia en el aula a las personas con diversidad funcional que, por su condición, así lo requiriesen. 

5. Ayudas al empleo

Certificado de Discapacidad y personas con alteraciones visualesUna de las mayores limitaciones que tienen las personas con diversidad funcional es acceder al mercado laboral. Y es que son muchas las empresas que evitan contratar a profesionales con algún tipo de alteración física, sensorial, intelectual, psicológica u orgánica.

De ahí que el Gobierno conceda ayudas fiscales a aquellas compañías del sector privado que incorporen a su plantilla trabajadores que sufran algún tipo de Diversidad Funcional de un grado igual o superior al 33%. También que exija un porcentaje de empleados contratados que dispongan de Certificado de Discapacidad, tanto en el sector público como en aquellas empresas que superen los 50 trabajadores.

6. Productos de apoyo

Muchas de las personas con diversidad funcional precisan de ayudas técnicas y sanitarias para su día a día: sillas de ruedas, prótesis, barras para el baño, medicamentos…

El gobierno concede subvenciones económicas para la compra de este tipo de material. La cuantía de las mismas dependerá de los ingresos y número de integrantes de la unidad familiar.

7. Ayudas al ocio

Existen diferentes descuentos y promociones en el ámbito cultural y del tiempo libre para las personas que poseen Certificado de Discapacidad. Así, y en función de la institución, pueden obtener desde reducciones en el precio hasta entradas gratis.

En Teyder estamos especializados en ayudas técnicas para personas con diversidad funcional. ¿Necesitas que te aconsejemos? Contacta con nosotros y te ayudaremos

2019-05-15T12:47:56+00:00mayo 14th, 2019|Ayudas técnicas|