Las cuatro lesiones en natación más comunes

Las lesiones más comunes en natación aparecen en hombros, espalda y rodillas 

 

La natación es una gran aliada en la recuperación de lesiones. De hecho, muchos profesionales recomiendan este deporte para ayudar en la rehabilitación. Pero, aunque parezca una contradicción, la práctica de la natación competitiva también puede provocar algunas lesiones en los nadadores.

A continuación detallaremos cuáles son las lesiones más comunes de la natación, cómo podemos evitarlas y qué ortesis técnicas utilizar en caso de que aparezcan.

 

1. Hombro de nadador

El hombro del nadador aparece cuando los cuatro músculos del hombro están sometidos a un sobreesfuerzo y carecen del flujo sanguíneo necesario. Esta lesión es muy común debido al esfuerzo que requieren los brazos en los diferentes estilos de este deporte. Aún así, es con estilo libre y con croll donde aparece esta lesión con más frecuencia.

 

Ortesis para la lesión del hombro del nadador 

Desde Teyder recomendamos la hombrera Neothermik 543CD para la lesión del hombro del nadador. Alternando frío y calor durante tres veces al día y evitando que el hielo toque de manera directa a la piel conseguirás aliviar el dolor. Además de permanecer en reposo durante el período de tiempo que indique tu médico o especialista.

 

2. Cervicales y espalda

lesion en natacion

El giro constante de cabeza o la extensión del cuello para coger aire pueden causar dolores severos en las cervicales. Además, una mala técnica en los diferentes estilos puede ser uno de los principales motivos de la aparición de esta lesión.

Pero el dolor de cervicales no es el único que puede surgir durante la práctica de este deporte. El estilo mariposa -uno de los más exigentes en natación-, también puede traer consigo un dolor severo de espalda y una posible lesión en esta zona. Y es que si no tenemos suficiente fuerza en brazos y piernas, nos veremos obligados a hacer  un esfuerzo excesivo en la espalda para lograr levantar el torso del agua y poner, de esta forma, en riesgo su salud.

 

Ortesis para lesión en cervicales

En caso de que la lesión sea severa, y siempre que tu médico así lo indique, puedes utilizar un collarín que estabilice las cervicales durante el proceso de recuperación de la lesión. Además, deberás perfeccionar la técnica, mejorando la práctica de los estilos que realizas.  

 

3. Lesiones en las lumbares

Como las anteriores lesiones explicadas, las que aparecen en la zona lumbar se deben, principalmente, a una mala práctica de la natación.

Lo más recomendable es encontrar una postura horizontal relajada que evite el arqueo de las lumbares o zona baja de la espalda. Su sobreesfuerzo es lo que provoca esta lesión, así que evitar hacerlo ayudará a minimizar su aparición.

 

Las lesiones en rodillas por la natación aparecen principalmente por la práctica del estilo braza, de ahí que esta lesión se conozca como rodilla de bracista

 

4. Lesión en las rodillas

Esta lesión aparece principalmente durante la práctica del estilo de braza. Por eso no es de extrañar que esta lesión sea conocida también como rodilla del bracista o rodilla del nadador. Es en esta técnica donde aparece la lesión de rodilla del bracista debido a la presión a la que se somete el ligamento interno de la rodilla – o ligamento colateral medial-.

 

Ortesis para lesión de rodilla del bracista

Una de las apuestas de Teyder para garantizar la recuperación de una lesión como esta, es la rodillera ortopédica 534RD. Pero no será suficiente con esta ortesis. Consulta con tu médico, sigue sus indicaciones y, si es necesario, haz reposo durante unos días.

 

 

En Teyder somos distribuidores de ortesis técnicas deportivas diseñadas para facilitar la recuperación de lesiones de deportistas