Esquí y snowboard: lesiones y consejos para evitarlas

ski-lesiones-teyder

Las lesiones más comunes en la práctica de esquí y snowboard, las ortesis técnicas recomendadas y consejos para evitar que vuelvan a pasar

Con la llegada del frío también lo hace la nieve. Los fines de semana, festivos, puentes, y resto de días que podemos disfrutar de tiempo libre, muchos son los que suben hasta las cotas más altas para practicar esquí o snowboard.  Pero estos deportes pueden producir una serie de lesiones tanto a los principiantes como a los expertos que pueden corregirse con ciertas ortesis técnicas o evitarse siguiendo una serie de consejos.

Aún así no debemos preocuparnos en exceso. La mayoría de las caídas producidas por el esquí o el snowboard no derivan en lesiones, y mucho menos en lesiones graves, pero es importante tener en cuenta que hay caídas que pueden provocar leves lesiones.

En Teyder os explicamos cuáles son las lesiones más comunes en la práctica de estos deportes y os explicamos cómo se pueden prevenir y qué ortesis técnicas utilizar en caso de lesión.

Lesiones más comunes

  • Rodilla. Las lesiones de rodilla en la práctica de los deportes relacionados con la nieve son las más comunes. Las piernas son las principales protagonistas en estos deportes, y el juego que hacen las rodillas en especial. Es por eso que podemos sentir molestias en estas articulaciones después de uno o varios días de esquí y, en caso de que tengamos una mala caída o hagamos un mal gesto, esto puede derivar en la rotura del ligamento cruzado anterior. Síntomas: dolor e imposibilidad de caminar. Para este tipo de lesiones existen diferentes tipos de ortesis técnicas, recomendamos nuestra rodillera para el ligamento cruzado 537RD.
  • Hombro. En este caso se producen más en la práctica del snowboard que en la del esquí alpino y la más popularizada es la luxación de hombro. Síntomas: dolor, deformidad del hombro e imposibilidad de moverlo. En esta ocasión, una  de las ortesis técnicas más adecuada es la hombrera de Teyder 543CD, con la que conseguirás movilizar el hombro y mejorar sus condiciones después de una lesión.
  • Mano. Las lesiones en la mano son de las más típicas en el mundo del esquí, de hecho, incluso se ha bautizado a una de ellas como “el pulgar del esquiador”. Ésta consiste en una ruptura del ligamento interno del dedo pulgar debida a un movimiento lateral brusco cuando el dedo se queda enganchado con el bastón.  Síntomas: dolor en la zona de la ruptura, hinchazón en esta misma y movilización dolorosa del dedo pulgar. Las muñequeras férulas 513MN y la 514MN son las ortesis que ayudarán a estabilizar tu muñeca y pulgar y recuperar su movilidad después de una lesión como la del “pulgar del esquiador”.

¿Cómo podemos prevenir estas lesiones?

  • Preparación física. La práctica de cualquier deporte conlleva el ejercicio físico, por lo que nuestro cuerpo tiene que estar preparado para realizar esa clase de esfuerzo. En el caso del esquí y el snowboard, es importante que determinadas zonas y músculos del cuerpo estén preparados para ello. Es aconsejable que unas semanas antes de practicar esquí o snowboard reforcemos (tanto en flexibilidad como en fortalecimiento) las zonas de las piernas, glúteos y la zona lumbar y abdominal, ya que son las que más esfuerzo van a realizar.
  • Uso de equipo adecuado. Es primordial que, en la práctica de cualquiera de estos dos deportes, dispongamos de un equipo completo y en buenas condiciones. A parte del traje (se recomienda que sea transpirable y antideslizante), los esquís y la tabla de snowboard, en nuestro equipo no pueden faltar el casco y las gafas para protegernos del frío y caídas y de los rayos ultravioleta (incluso en días nublados). Como complemento para evitar posibles lesiones futuras, también es aconsejable el uso de rodilleras y muñequeras. Pero no basta con tener un equipo completo y en perfectas condiciones, sino que su uso también será determinante para estar bien protegido. Para conseguirlo, tendrán que estar todos (botas, muñequeras, bastones, etc.) bien apretados y ajustados a nuestro cuerpo.
  • Sentirnos en buenas condiciones. Como en la práctica de cualquier otro deporte, es muy importante que estemos bien hidratados y alimentados antes de practicar esquí o snowboard, así como sentirnos en buenas condiciones para hacerlo, y no tener sensación de cansancio. También es recomendable hacer algún descanso cuando nos sentimos especialmente agotados.
  • Respetar las señales. Las condiciones de la nieve y el hielo pueden ir variando a medida que avanza la jornada de esquí. Por ello es importante que respetemos las señales que nos indican las condiciones en que están las pistas y nos deslicemos por ellas con la máxima precaución posible.

¡Desde Teyder queremos desearte una muy buena temporada de esquí y snowboard libre de daños y lesiones!