Soluciones de ortopedia para lesiones ‘tecnológicas’

Soluciones de ortopedia para lesiones ‘tecnológicas’

Qué loco el mundo. De la misma forma que avanzan las nuevas tecnologías, lo hacen el número y nomenclaturas de lesiones que se asocian a su uso. Con la aparición del ordenador personal y del famoso “mouse”, llegó el “síndrome del ratón” o “síndrome del túnel carpiano”, una patología que se origina cuando el nervio mediano se comprime a su paso por el túnel carpiano y esta presión produce dolor y adormecimiento de la mano.Trabajos prolongados en el tiempo y que implican actividades manuales repetitivas como el uso del ratón de ordenador pueden ser los causantes de un síndrome que afecta a administrativos, periodistas, abogados, arquitectos o diseñadores gráficos por igual. Su tratamiento dependerá de la gravedad de la lesión: los casos más avanzados pueden requerir de intervención quirúrgica y de la inmovilización de la muñeca y mano mediante ortesis; los más leves, únicamente del uso de este tipo de férulas o inmovilizadores. Son los médicos los que determinarán el grado de gravedad de la lesión y, naturalmente, las soluciones de ortopedia a utilizar en cada caso.

Y aunque el “síndrome del ratón” sigue estando vigente –y mucho- en la actualidad, no es el único que ocupa las páginas de las publicaciones especializadas en salud y las consultas a traumatólogos y fisioterapeutas. Con la irrupción de los teléfonos móviles y de aplicaciones de mensajería como Whatsapp, Twitter o Facebook, lo ha hecho también una lesión que, si bien ya existía anteriormente, ahora tiene nombre propio: whatsappitis. ¿En qué consiste exactamente? En la inflamación del tendón y de la membrana sinovial que lo recubre. Esta patología, conocida científicamente como tenosinovitis, puede generarse por la posición con la que cogemos el móvil y escribimos los mensajes de texto y afecta, sobre todo, a los pulgares. La “whatsappitis”, al igual que el “síndrome de ratón”, debe ser diagnosticada por un especialista y, en la mayoría de los casos, implica el uso de productos de ortopedia para su tratamiento y mejora.

Unas lesiones que, tal y como indican los profesionales del sector, podrían prevenirse con una utilización correcta y comedida de las nuevas tecnologías. El hecho de ejercitar y estirar mano y túnel carpiano, alternar los dedos de la mano cuando se whatsappea, hacer descansos periódicos y evitar utilizar Smartphone y ordenador de forma prolongada pueden ser de gran ayuda en la lucha contra la whatsappitis, el síndrome del ratón y la tendinitis.