¿Qué hacer en caso de dolor de cervicales?

collarín cervicales

El dolor cervical es muy común en personas de todas las edades debido a problemas posturales y las actividades diarias que provocan tensión y distensión muscular como una mala postura al sentarse, agacharse indebidamente, gestos bruscos, mala postura al dormir o incluso pasar muchas horas inmóvil.
Normalmente, el dolor de cervicales proviene de otras zonas del tronco como los hombros y la espalda que se cargan hasta provocar molestias en el cuello, de modo que al principio no seamos conscientes de nuestros problemas cervicales. Si no rectifica su postura corporal y busca soluciones pronto, se puede extender el dolor cervical a brazos, cabeza y espalda y acabar siendo un dolor de cuello crónico.

Síntomas del dolor de cuello

Los síntomas que aparecen en el dolor cervical pueden ser variados según la gravedad y la situación de cada paciente. Sin embargo, en general las personas que padecen de dolor en las cervicales sufren de:

  • Mareos
  • Rigidez del cuello
  • Dolores cervicales
  • Dificultades para mover la columna cervical o girar el cuello

Causas específicas del dolor de cervicales

La mayoría de veces, el dolor de cuello es muscular debido a malas posturas, estrés emocional y sobreesfuerzos que se pueden rectificar fácilmente con tratamiento médico o ejercicios sencillos y rápidos. Sin embargo, en algunos casos se requiere de cirugía y ortesis de tronco diseñadas para el dolor cervical.

  • Dolor cervical que afecta a brazo y que puede llegar a adormecer manos y dedos. Si se identifica con éste dolor de cuello es posible que su dolor de cervicales tenga origen en la hernia discal cervical o debido a un pinzamiento de los nervios del cuello.Lo mejor en estos casos es acudir a un fisioterapeuta y consultar el uso del collarín y el tratamiento quirúrgico.
  • Dolor de cuello por ciertas actividades y malas posturas corporales. En Teyder sabemos que muchas personas padecen de dolores cervicales debido a una mala postura en el trabajo, en el estudio e incluso al estar sentado mirando la televisión. Generalmente, la causa es la estenosis de agujero cervical o la compresión de una raíz nerviosa que ha evolucionado lentamente hasta generar el desgaste de las articulaciones del cuello o en los discos. Si el dolor cervical es leve, se pueden realizar ejercicios cervicales y usar un collarín, si el dolor de cervicales es grave o de larga duración, es imprescindible acudir a un fisioterapeuta, adquirir un collarín u ortesis de cuello específica y realizar ejercicios cervicales con precaución.
  • Dolor de cervicales y brazos con falta de coordinación brazos-piernas. Causado por la hernia discal cervical o la degeneración de las articulaciones, éste dolor cervical sólo tiene solución con una intervención quirúrgica, así que contacte inmediatamente con expertos médicos y adquiera la ortesis de cuello que se adapte a usted.
  • Dolor cervical que se agudiza al aumentar la actividad de hombros, brazos y cuello. Éste tipo de dolor de cuello puede ser o convertirse en un dolor cervical crónico por degeneración discal cervical si no se trata inmediatamente. Por eso, en Teyder recomendamos acudir siempre a un especialista de cervicales y disponer de una ortesis de cuello para los momentos de más dolor cervical.

Otras causas de lesiones cervicales graves incluyen afecciones médicas, artritis, ruptura de disco, esguinces, tortícolis, infección de columna, etc. Por eso, si sufre de enfermedades como artritis, fibriomialgia o artrosis, el tratamiento de su dolor cervical puede variar mucho, por lo que lo más recomendable es consultar un médico y utilizar el collarín Teyder para la termoterapia local cuando los dolores son más agudos.

Prevención y alivio del dolor cervical

En caso de lesiones cervicales graves consulte a su especialista para utilizar ortesis de cuello y realizar ejercicios cervicales. Para dolores de cuello más leves, en Teyder proporcionamos algunos consejos para aliviar el dolor cervical:

  • Utilizar collarín cervical con termoterapia cuando sea necesario.
  • Aplicar frío o calor en la zona del dolor. Si el dolor de cuello es prolongado, aplique primeramente frío y luego calor.
  • Ducha con agua caliente.
  • No realizar deporte o hacer actividad física de menos intensidad como nadar, caminar o correr sin realizar esfuerzos.
  • Ejercicios cervicales suaves sin forzar el cuello.
  • Duerma inclinado hacia su izquierda en posición fetal y con una almohada que mantenga su columna vertebral recta. La alineación cuello-espalda es imprescindible para evitar dolores de cuello.
  • Si trabaja en una oficina o dedica mucho tiempo delante del ordenador, asegúrese de mantener la espalda y el cuello rectos, apoyar los brazos en la mesa y mantener una inclinación de 125º respeto al ordenador. También puede hacer algunos estiramientos y moverse cada para prevenir el dolor cervical por estar inmóvil en una postura concreta durante mucho rato.
  • Agáchese sin doblar la espalda, hágalo flexionando las rodillas y manteniendo la espalda y el cuello rectos.
  • Reduzca nervios, estrés y tensión con actividades como el yoga o la meditación.

En Teyder le ofrecemos un collarín cervical y ortesis de cuello para ayudarle a aliviar el dolor de cervicales con total eficacia, haga clic aquí.