¿Qué debo tener en cuenta al elegir una cama articulada?

cama articulada

Son distintos los factores a tener en cuenta al elegir una cama articulada y que determinarán la comodidad del usuario 

 

Si tienes en casa o conoces alguna persona con movilidad reducida, eres consciente de las dificultades del día a día. Y es que, hechos tan simples como levantarse de la cama pueden suponer una odisea. Por ello, os vamos a hablar de las camas articuladas.

Aunque parezca sencillo, hay distintos modelos de camas articuladas. Por eso, encontrar el más adecuado para tu situación no resulta fácil. A continuación te detallaremos algunos de los conceptos que debes valorar:

 

1. La comodidad de las camas articuladas

No debemos olvidar que las camas articuladas están destinadas a personas con movilidad reducida -sean ancianos, enfermos o personas con diversidad funcional-. Ellas pasarán largos ratos en la cama, así que la comodidad que ésta les proporcione es un factor primordial.

En este punto entran en juego las camas articuladas eléctricas y las manuales. Indiscutiblemente, para la comodidad tanto del cuidador como del enfermo, lo mejor es optar por una cama articulada eléctrica ya que ofrecen mayor independencia y autonomía a los enfermos.

En el caso de las camas articuladas de Teyder, además cuentan con un motor de calidad que sigue funcionando en caso de fallo en el suministro eléctrico.

 

El número de planos del somier es básico para asegurar una mayor comodidad del usuario

 

2. El número de planos del somier

El número de planos del somier será clave en las posiciones que pueda adoptar la cama. Cuanto mayor sea el número de planos, mayor variedad de posiciones. Y, por lo tanto, mayor comodidad para el enfermo o persona mayor.

Los somieres de las camas articuladas Teyder cuentan con hasta 4 planos. De este modo intentamos que el usuario de la cama esté lo más cómodo posible durante su día a día.

Una cama articulada con menos planos no sólo no es cómoda, sino que hay muchas personas que no las podrían utilizar. Y es que, la movilidad reducida no permite realizar cualquier postura. Por ello, si además la cama articulada es para una casa, cuanto más planos tenga, mejor.

 

3. ¿Elevación mecánica o patas regulables?

cama articulada teyderAunque ambas son útiles, la más demanda es la cama articulada con carro elevador eléctrico. Esto se debe que cuenta con una mayor practicidad que las que disponen de patas regulables.

Así, las camas articuladas con carro elevador eléctrico son más cómodas tanto para el cuidador que la persona encamada. Y es que, para esta última será más fácil levantarse de la cama, por ejemplo. Mientras que al cuidador le será más práctica para realizar las tareas de higiene diarias del enfermo o persona mayor.

Aún así, en Teyder contamos con un modelo de cama con patas regulables y otro con elevación eléctrica ya que cada caso y cada situación requieren de unos servicios u otros.

 

4. El colchón más adecuado

Por último -pero no menos importante- la elección del colchón también será un factor clave. Debemos ser conscientes que el usuario de la cama articulada pasará mucho tiempo en ella -como hemos dicho anteriormente-. De este modo, el tipo de colchón será determinante.

Un colchón de viscoelástica es una de las opciones más recomendadas para asegurar la comodidad del enfermo. Aún así, con el fin  de evitar la aparición de úlceras debido a las horas en cama, una de las soluciones más aconsejables son los colchones antiescaras.

Para conseguir el más adecuado a tu situación, consulta con el médico o fabricante y asegúrate que adquieres la mejor opción.

 

 

En Teyder somos distribuidores de ayudas técnicas diseñadas para facilitar el día a día de personas con movilidad reducida y diversidad funcional