Tecnología aplicada a las sillas de ruedas

Materiales ultraligeros y altas prestaciones, un ejemplo de tecnología aplicada a las sillas de ruedas

Tecnología aplicada a las sillas de ruedas

Cuando hablamos de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+I) pensamos en inteligencia artificial, robótica, concept cars… Pero lo cierto es que el I+D+I está presente en nuestro día a día. Las ayudas técnicas son un ejemplo de ello. Sin la investigación y sin tecnología aplicada a las sillas de ruedas, estas no hubiesen evolucionado como lo han hecho hasta ahora. Tan solo hay que remontarse 50 años atrás para darse cuenta de este progreso: estos vehículos eran pesados, poco maniobrales y con pocas -o ninguna- prestación adicional.

Gracias a los avances en ingeniería y a la tecnología aplicada a las sillas de ruedas, estas ayudas técnicas han modificado su diseño y funcionalidades y han marcado un antes y un después en las personas con movilidad reducida.

Y, ¿dónde se reconocen estos avances?

 

1. Materiales ultraligeros

Un ejemplo de tecnología aplicada a las sillas de ruedas la encontramos en la evolución de los materiales con los que están fabricadas estas ayudas técnicas. Cada vez más livianos, sólidos y resistentes, permiten a los usuarios moverse en interiores y exteriores sin ejercer tanta fuerza y sin temer por su estabilidad. Hablamos del acero ligero y del aluminio, pero también del titanio o de la fibra de carbono. Un material ultraligero presente en sillas de ruedas como la Jaguar Carbon de Teyder que otorga gran maniobrabilidad y autonomía a quien la conduce.

Además de en la estructura o en los chasis, la evolución de los materiales también se refleja en la tapicería de las sillas de ruedas. Elaborada en tejidos antibacterianos y antimoho, como en el caso de la Phoenix II, garantizan la salud de sus usuarios.

La tecnología aplicada a las sillas de ruedas ha mejorado la vida de las personas con movilidad reducida

2. Diseño compacto

La tecnología aplicada a las sillas de ruedas no se traduce únicamente en los materiales con que estas están fabricadas. También en el diseño de las mismas. Y es que, a diferencia de lo que pasaba anteriormente, este tipo de ayudas técnicas cada vez es más compacta, más flexible y menos robusta. Las puedes plegar en cuestión de segundos y transportar con facilidad a cualquier lugar. Este es el caso de sillas de ruedas como  la Spa, la Box o la Discovery. O manuales como la Country, Atlanta y La Discovery, un ejemplo de tecnología aplicada a las sillas de ruedas.la Rambla, con ruedas traseras de liberación rápida.

Además, gracias a diseños cada vez más inteligentes, es posible ajustar tanto la altura y profundidad del asiento como del reposapiés o del reposabrazos y, con ello, garantizar la comodidad del usuario.

3. Altas prestaciones

Si los materiales y el diseño de las sillas de ruedas han cambiado, también lo han hecho sus prestaciones. Con joysticks para conducirlas y con baterías cada vez más potentes y ligeras, permiten a las personas con movilidad reducida desplazarse en interiores y exteriores sin utilizar la fuerza y sin ayuda de acompañante. Este es el caso de las sillas de ruedas eléctricas Montreal Plus, Discovery, Spa, Box o la Monaco.

Pero, estas no son las únicas prestaciones que incluyen las sillas de ruedas. Además integran extras que facilitan el día a día de las personas con movilidad reducida y sus acompañantes. Luces para iluminar los trayectos, portabebidas o soportes para móviles son algunos de ellos.

En Teyder estamos especializados en sillas de ruedas y ayudas técnicas para las personas con movilidad reducida. ¿Necesitas que te aconsejemos? Contacta con nosotros y te asesoraremos

2021-04-28T12:13:25+00:00enero 21st, 2021|Ayudas técnicas|